Programadores de riego: tipos y características

Programador de riego

Son muchas las ocasiones en las que por falta de tiempo, por tener que ausentarnos largas temporadas o por pereza, nos hemos planteado introducir en nuestro jardín, huerto, terraza o invernadero un sistema de riego automatizado mediante un programador de riego.

Hoy en día en el mercado existen un sinfín de programadores, desde los de más alta tecnología para grandes superficies o con muchas zonas independientes de riego, hasta los más sencillos para uso doméstico, muy fáciles de instalar.

La tecnología ha evolucionado tanto en este campo (nunca mejor dicho) que hoy en día ya no tenemos ningún impedimento o excusa, para dar el paso al riego programado; ¡Asi que empezamos!

 

Características del programador de riego

  • La principal función de los programadores de riego es regular el cierre y la apertura automática de las válvulas para regular el riego. Así mismo, también podemos añadir que:
  • Funcionan con corriente eléctrica de 220/230 V, 12 o 24 VAC (voltios de corriente alterna).
  • Nos permiten interrumpir el riego en caso de lluvia repentina, activándose más tarde sin necesidad de reprogramarlo.
  • Pueden ser analógicos o digitales.
  • Nos ofrecen la elección de la hora del riego.
  • Posibilidad de regular o determinar las horas de arranque, pues en función de las zonas y climatología existente, nos puede interesar regar durante el día o durante la noche.
  • Podemos elegir el tiempo de duración de cada riego en función del tipo de plantas a regar, época del año, climatología, tipo de terreno, como por ejemplo, en pendientes muy fuertes donde programaremos periodos de riego cortos para evitar erosiones, etc..
  • Muchos de ellos cuentan con programas ya establecidos para facilitarnos su uso, pero también permiten ser configurados manualmente.

 

Tipos de programadores de riego

Como hemos comentado anteriormente, vamos ayudaros a elegir entre las diferentes opciones, conociendo las características y tipos de programadores que hay en el mercado, aquel o aquellos que más se adapten a vuestras necesidades.

Nos vamos a centrar en los programadores existentes para el riego de nuestras parcelas, jardines, huertos de recreo, invernaderos, etc..

Dentro de esta sección de programadores nos encontramos con:

1 – Programador de riego electrónicos o eléctricos:

Se instalan normalmente en paredes desde donde, mediante cables eléctricos se conectarán a las diferentes electroválvulas del sistema de riego independientemente de las distancias y ubicaciones de éstas.  Vienen preparados para el riego en diferentes zonas pudiéndose programar su frecuencia y duración del riego independientemente unas de otras. Los programadores pueden abarcar desde 2 hasta 8 zonas, tanto para uso interior como para uso exterior protegiéndolo, en este caso, de las inclemencias meteorológicas.

Programador de riego

Programadores de riego electricos

programadores-de-riego-electrico

2 – Programador de riego a pilas o autónomos y de grifo:

Funcionan con pilas. Normalmente se ubican junto con las electroválvulas. El número de estaciones es más limitado, desde 1 hasta 4 estaciones, y la distancia entre el programador y la electroválvula, no puede ser muy grande.

Los programadores de grifo ya llevan la electroválvula incorporada. Son estancos, muy cómodos, fáciles y rápidos de instalar directamente a la toma del grifo. Dependemos del caudal y presión del grifo, estando normalmente destinados para zonas pequeñas y los tenemos de 1 o 2 salidas para regar 2 zonas. La programación de estos programadores de grifo puede ser mediante ruleta mecánica o mediante pantallas digitales y normalmente nos permitirán programar la frecuencia, el tiempo y la hora de arranque del riego.

programador-de-riego-de-grifo

programadores-de-grifo

¿Qué programador de riego elegir?

A la hora de elegir un programador debemos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  1. ¿Con que presión de salida contamos?: la presión de salida sera siempre superior a la presión de uso indicada en el programador. Con la presión de un grifo domestico puede ser suficiente para muchos programadores.
  2. Para un riego por gravedad, podremos utilizar un programador sin presión. Éstos son muy útiles para zonas pequeñas.
  3. En función de las zonas a regar necesitaremos un programador de una o más estaciones.
  4. Elegir el modelo en función del uso interior o exterior.

 

Ventajas del programador de riego

  • Nos libera del trabajo diario del riego de nuestro jardín o huerto.
  • Hay una gran variedad de modelos con diferentes números de estaciones de riego.
  • Uso interior y exterior.
  • Nos ahorran espacio, al no tener que manejar mangueras de un lado para otro, como por ejemplo en el sistema de riego enterrado.
  • Suponen un cuantioso ahorro de agua.
  • Conseguimos un riego equitativo en todo el sistema de riego, recibiendo todas las plantas la misma cantidad de agua.
  • Alguno de ellos tienen un sensor para desactivarlos en caso de lluvia o al contrario que se activen en caso de periodos establecidos de sequedad.
  • Pueden adaptarse a cualquier sistema de riego.
  • Son de muy fácil montaje y programación.

 

Por último enumerar algunos consejos que puedan servir para optimizar el funcionamiento de los programadores de riego:

  1. Comprobar periódicamente las posibles fugas del sistema de riego y las posibles pérdidas u obturaciones de los goteros y difusores.
  2. Verificar el ajuste de los aspersores y sus posibles desplazamientos accidentales.
  3. En verano regar por la noche y el resto del año a primera o a última hora del día con el fin de evitar que el agua se evapore antes de llegar a las raíces.
Contáctanos por Whatsapp!